capítulo 17
capítulo 18
capítulo 19
capítulo 20
capítulo 21
capítulo 22
capítulo 23
capítulo 24
capítulo 25
capítulo 26
capítulo 27
capítulo 28
capítulo 29
capítulo 30
capítulo 31
capítulo 32
capítulo 33
capítulo 34
capítulo 35
capítulo 36
capítulo 37

 CAPÍTULO 12. Se escapa la Copa (1954 - 1955)

 

BUEN PAPEL EN LA COPA DE ESPAÑA

Helenio Herrera convenció a los aficionados por sus singulares sistemas de juego, sus excentricidades y su enorme verborrea. Sin duda fue una temporada llena de noticias diarias para los medios informativos que hacían diariamente su agosto particular.
En la federación española los vientos se vuelven calmos y las experiencias de temporadas anteriores se vuelve nuevamente al sistema copero tradicional. Las fechas se agotaban y el mundial de Suiza estaba a la vuelta de la esquina por lo cual se decide que solo participen en la Copa del Generalísimo los doce primeros equipos de primera división y los dos campeones de segunda-dos porque en esos momentos existían dos grupos en la división de plata-por tanto participan: Real Madrid, Barcelona, Valencia, Español, Sevilla FC, Atlético de Bilbao, Deportivo de la Coruña, Real Santander, Real Sociedad, Celta de Vigo, Atlético de Madrid y Real Valladolid, éstos de 1ª división, más Las Palmas y Deportivo Alavés como campeones de 2ª división.

El 2 de mayo se juegan los partidos de ida de octavos de final. El Sevilla se enfrenta en Balaidos al Celta partido que termina con empate a uno en el marcador. Se adelanta el animoso Celta en el minuto 60 con gol de Amodeo al recibir un centro de Mauro. 10 minutos más tarde en el 70, el Sevilla logra el empate por mediación de Ayala al rematar a la red un buen pase de Doménech.
En el partido de vuelta jugado en Nervión el 9 de mayo, el Sevilla se imponía con autoridad en el marcador ganando por dos cero, los autores de los goles fueron nuevamente el exterior Ayala y el finísimo interior Manolo Doménech. Fueron solo dos goles los que marcó el Sevilla, pero pudieron ser siete u ocho, evitado por la gran tarde del portero vigués Dauder que tuvo una actuación memorable.
En el resto de las eliminatorias el Español derrota al Atlético de Madrid, la Real Sociedad al Las Palmas, el Real Madrid al Deportivo Alavés, el Barcelona al Deportivo de la Coruña y el Atlético de Bilbao al Real Valladolid, quedando exento Valencia y Real Santander.

Los cuartos de final fueron memorables en el enfrentamiento entre el Sevilla y el Español. El 16 de mayo el Sevilla vence claramente al equipo catalán al golearle por 4-0, en una tarde de buen fútbol y de abundancia de goles. La estrella del encuentro fue el “pato Araujo” que marcó tres goles, Manolo Doménech completó la cuenta de goles. El partido lo arbitró el Sr. Fombona y los equipos se alinearon asi: Sevilla FC: Busto, Guillamón, Campanal, Romero, Riquelme, Enrique, Liz, Arza, Araujo, Doménech y Ayala. Por el Español juegan Trias, Argilés, Parra, Catá, Bolinches, Faura, Cruellas, Casamitjana, Marcet, Piquín y Arcas. La eliminatoria no dejaba lugar a duda-a priori eso parecía-sin embargo la realidad fue muy distinta.
El Sevilla el domingo 23 el Sevilla fue a Sarriá tremendamente conformista y así fueron las cosas. El equipo local desde un principio se lanzó a un ataque desenfrenado, a los 5 minutos Paseiro que había sustituido en la alineación a Casamitjana consigue el primer gol. Al cuarto de hora empató Arza y todo parecía solucionado, pero ni mucho menos esto era así el Español siguió atacando y el mismo Paseiro hace el segundo para el equipo catalán. Con este resultado se llega al descanso. En la 2ª parte el cerco a la portería de Busto se hace asfixiante y Guillamón marca en propia puerta y Piquín hace el cuarto gol. Arza vuelve a marcar y la confianza llega ya al equipo sevillista hasta el punto de que la relajación es total, porque nadie puede imaginar que el equipo españolista puede llegar a empatar la eliminatoria al conseguir dos goles más por mediación de Cruellas y Faura que empató la eliminatoria en el último minuto del partido, los jugadores del Sevilla pidieron la hora al árbitro Juan Gardeazabal porque si el encuentro llega a durar tres minutos más el Español elimina al confiado Sevilla.
La eliminatoria tuvo que dilucidarse en un tercer partido que se disputó dos días más tarde el martes 25 en el campo de Chamartín.
En ese encuentro el Español perdió la garra que había tenido 48 horas antes y el Sevilla supo manejar el encuentro. A los 9 minutos se adelanta el Sevilla por mediación de Araujo, en el minuto 15 empata Marcel y vuelven al equipo sevillista las dudas, pero en el minuto 22 vuelve a marcar Araujo y el Español se desfondó completamente entregando la eliminatoria al Sevilla.
En el resto de la eliminatoria el Valencia eliminó a la Real Sociedad, el Real Madrid al Real Santander y el Barcelona al Atlético de Bilbao.
Los partidos de semifinales se jugaron los días 6 y 13 de junio. El Real Madrid se enfrentaba al Barcelona y el Sevilla al Valencia.
En el partido de ida jugado en Nervión el Valencia gana por 0-1, con gol de Seguí que lo marcó en el minuto 39 de la segunda mitad. El Sevilla atacó mucho en todo el partido y gozó de numerosas ocasiones, pero los delanteros blancos no estuvieron muy atinados y además encontraron en el meta Quique un hombre infranqueable con grandes paradas, por el contrario el Valencia que jugó agazapado en su área, tan solo contabilizó un contragolpe y éste terminó en el único gol del partido. La mala suerte se había aliado con el Sevilla, mientras que la suerte lo había hecho con el equipo valencianista. Árbitro Sr. Zariquiegui del colegio navarro. Alineaciones: Sevilla CF: Busto, Guillamón, Campanal, Romero, Ramoní, Enrique, Liz, Arza, Araujo, Doménech y Ayala. Valencia CF: Quique, Quincoces, Monzó, Sócrates, Pasieguito, Puchades, Mañó, Fuertes, Badenes, Buqué y Seguí.
En la vuelta jugada en Mestalla el Valencia venció con cierta facilidad al Sevilla por 3-1
En el Sevilla hubo un solo cambio en la alineación Riquelme sustituyó a Ramoní porque el finísimo jugador sevillista exasperaba al “mago” con su fútbol artístico y de ésta forma le castigó por su insistencia. El Valencia jugó con el mismo equipo que había jugado en Sevilla. El Valencia jugó mejor que el Sevilla y en el minuto 30 marcó el primer gol por mediación de Fuertes. En la segunda mitad Badenes y Seguí lograban poner el marcador en un inalcanzable 3-0, faltando 15 minutos para el final Araujo culmina una buena jugaba y marca el gol del Sevilla, que solo serviría para maquillar el resultado.
La otra eliminatoria la resolvió el Barcelona a su favor y el campeón sería el Valencia-verdugo del Sevilla- al ganarle al equipo catalán por 3-0.
Esa temporada el Sevilla jugaría varios partidos internacionales, frente a Independiente de Avellaneda (1-1), ante el First de Viena victoria por 3-2, ante el Rácing de Avellaneda nueva victoria por 3-2 y en el mes de junio el Sevilla se impone por 3-2 al campeón sueco del Helsingborg y consigue por segunda vez proclamarse campeón del prestigioso trofeo Teresa Herrera, celebrado en la ciudad de La Coruña.

LA 2ª TEMPORADA DE HH, AÚN MEJOR

La segunda temporada de Helenio Herrera “el mago” en el banquillo fue aún mejor que la primera. De alguna forma eso era normal porque el hispano-argentino traía al Sevilla muchos secretos futbolísticos en su mochila y como es lógico tuvo que ir aplicando sus enseñanzas poco a poco.
Helenio Herrera tenía entre otras una gran virtud y era que no solía exigir fichajes, en todo caso muy al contrario, buscaba en los hombres que disponía el sacar el máximo rendimiento para el conjunto. Por ello en la pretemporada no pidió ningún refuerzo, aunque los técnicos de la casa sabían que al equipo le hacía falta un lateral izquierdo como el comer. Las continuas pruebas en esa demarcación en la temporada precedente con Romero, Varela, Navarro y la prueba de pasar a Fernando Guillamón al lateral izquierdo y dejar el lado derecho a Romero, demostró ampliamente que el Sevilla tenía que buscar un lateral zurdo. Ese lateral a partir de esa temporada sería Antonio Valero que llega al Sevilla de la mano del seguidor bético José María de la Concha procedente del equipo San Álvaro de Córdoba. Es difícil entender como un técnico del Betis ficha a un jugador para el Sevilla. La explicación es la siguiente: José María de la Concha había visto jugar repetidamente a éste jugador y su intención era enrolarlo en el Betis. Viajó a Córdoba con ese propósito, pero los primeros inconvenientes llegaron cuando el equipo cordobés pidió una cantidad seria-un millón de pesetas- por el traspaso de dicho jugador, cantidad a la que el Betis no podría llegar al encontrarse en una mala situación económica. Durante el viaje el castizo madrileño que era Antonio Valero comprobó que las dudas de José María de la Concha eran muchas de cara a que el Betis pudiese afrontar ese fichaje y en un acto de clarificación de la situación Antonio Valero le pregunta a De la Concha que si el Betis le pagaría la cantidad que él deseaba más el traspaso que exigía su club el San Álvaro.
De la Concha gran conocedor del fútbol, gran negociante y muy humano, llevó directamente al jugador a la secretaría de la calle San Miguel y éste firma por el Sevilla.
El resto de los refuerzos salen de la cantera. Estos son Quirro, Álvarez y Maraver. Asi mismo se repesca al menor de los Guillamón. En el capitulo de bajas tampoco son traumáticas puesto que ninguno de los habitualmente titulares salen del club. Salen Mangui que se marcha al Real Murcia, el polivalente Navarro que pasa al Levante, Gallardo se marcha al Algeciras y Ramón al Cádiz. Con lo cual la plantilla queda conformada con los siguientes jugadores: Busto, Manolín y Javier para la portería. Campanal, Fernando Guillamón, Herrera II, Valero, Valera, Maraver y Romero para la defensa. Enrique, Ramoní, Riquelme y Pepín para la media y Álvarez, Araujo, Arza, Ayala, Doménech, Guillamón II, Liz, Loren, Pepillo y Quirro para la delantera.

El Sevilla comienza la temporada en Las Corts el 12 de septiembre y cae derrotado por 4-2. En esa jornada Helenio Herrera alinea a: Busto, Romero, Campanal, Varela, Ramoní, Pepín, Liz, Arza, Araujo, Doménech y Loren. En la segunda jornada se recuperan los puntos tras derrotar al Deportivo de la Coruña por 3-2, Araujo, Doménech y Liz son los goleadores mientras que los goles gallego los hace el internacional Pahiño que había vuelto de su periplo por el Real Madrid y mantenía su clase y olfato goleador, aunque evidentemente ya bastante mermado de fuerza. La tercera jornada la liquida el Sevilla con goleada en Zorrilla donde gana por 2-5. Arza es el autor de tres goles, Ramoní y Ayala completan la cuenta. En éste partido se lesiona el meta Busto y es sustituido por Manolín, prácticamente el equipo es el mismo que comienza la temporada con el único cambio de Ayala por Loren en la posición de exterior izquierda. La 4ª jornada también es de goleada, ésta vez en Nervión en el que el Sevilla derrota a la Real Sociedad con otros cinco goles. Es la temporada en donde Juanito Arza se encamina irremisiblemente en busca del pichichi, en éste encuentro consigue su cuarto gol en su cuenta particular. El Sevilla ocupa posiciones de cabeza desde el principio y de ésta forma va transcurriendo la temporada con más éxitos que fracasos. Son sonoras las victorias en Nervión ante el Real Madrid (1-0), Celta (5-2), Valencia (2-1) Málaga (6-1), Valladolid (5-1)Hércules (6-1)Las Palmas (4-0), Rácing de Santander (5-2) algunas victorias foráneas como las del Manzanares (0-3), Atocha (1-2) La Rosaleda (0-2) o los empates en San Mamé a dos goles que cerraba la liga.
Estos resultados victoriosos se simultanean con otros menos alentadores como las derrotas cosechadas en Nervión ante el débil Deportivo Alavés o el 0-2 sufrido ante el Barcelona. Con empates caseros ante Atlético de Madrid (3-3) o Atlético de Bilbao (1-1).
La regularidad la marca el jugador Arza que se alza también con el “pichichi” al conseguir 29 goles, extraoficialmente y 28 oficialmente en la misma cantidad de partidos 29 de los 30 que se compone el campeonato. La lucha por el pichichi llega a ser casi fraticida entre el jugador navarro del Sevilla y Alfredo Di Stefano, al final el jugador sevillista da un estirón y ya hace inalcanzable para el argentino el título de máximo goleador de la liga, aunque ya lo había logrado en dos ocasiones en ligas anteriores. Tras Juan Arza el máximo goleador del Sevilla es Juan Araujo que consigue 16 dianas en los 24 partidos disputados. El Sevilla esa temporada marca un olfato goleador importante al llegarse al final con 74 goles a favor dentro de los 15 partidos anotados con victoria, por las once derrotas cosechadas.

La temporada fue brillante y tanto Helenio Herrera como el presidente Ramón Sánchez Pizjuan estaban rebosante e ilusionado, tanto en el trofeo copero que se jugaría a continuación, como en los preparativos de las Bodas de Oro del club decano de Sevilla.

En el próximo capitulo publicaremos tanto el resumen del campeonato de la Copa del Generalísimo como los actos organizados con motivo de las Bodas de Oro del Sevilla. En el primer caso con una actuación extraordinaria hasta el punto de llegar a la final de la copa, en el segundo caso con unos actos que fueron brillantísimos tanto en la faceta deportiva como en la social.

 

EL SEVILLA FINALISTA DE LA COPA

Si buena fue la temporada liguera con el cuarto puesto conseguido, mejor fue el campeonato copero. Los pupilos de Helenio Herrera realizaron un brillante campeonato y solo pudo frenarlo el Atlético de Bilbao en la final. Un gol de Uribe proclamó campeón al club vasco. El Sevilla tuvo que conformarse con el regusto dulce y amargo que deja no poder culminar el campeonato logrando el título.
Ésta temporada no varió el sistema con respecto a como se venía jugando habitualmente. Participaron 14 equipos, los doce primeros clasificados en la liga de 1ª división y los campeones respectivos de cada grupo de 2ª división. La novedad fue que no se hizo por sorteo como en temporadas anteriores, los emparejamientos se realizaron así: Quedaron exento los dos primeros clasificados de la máxima categoría liguera Real Madrid y FC Barcelona. Se emparejaron el tercer clasificado el Atlético de Bilbao con el campeón del grupo sur de 2ª división, el Real Murcia. El cuarto clasificado el Sevilla se enfrentó al campeón del grupo norte de 2ª división, la Cultural Leonesa. El quinto clasificado el Valencia al duodécimo la UD. Las Palmas. El sexto el Hércules de Alicante se enfrentó al undécimo el Celta de Vigo. El séptimo Deportivo de la Coruña al décimo el Deportivo Alavés y el octavo Atlético de Madrid al noveno Real Valladolid.
Los partidos de ida se jugaron el 17 de abril y los de vuelta el día 24. El Sevilla jugó su primer enfrentamiento a la Cultural Leonesa en Nervión y derrotó ampliamente al equipo castellano al ganarle por 3-0, al equipo de Helenio Herrera le costó trabajo romper la defensa del rival, hasta que en el minuto 30, Riquelme marcó el primer gol. Diez minutos más tarde llegaría el segundo marcado por Arza y en el minuto 76 se produjo la mejor jugada del partido y la llegada del definitivo tercer gol. Araujo dribló hasta cinco rivales antes de batir al meta leones. El resultado se antojaba corto para los méritos cosechados por el Sevilla porque el mismo Araujo con el partido empatado a cero goles lanzó un penalti que repelió el palo y en la segunda mitad Arza falló otra pena máxima al pararle su disparo un tanto inocente el guardameta leonés Amaro.
La vuelta resultó más complicada de lo que parecía el Sevilla pecó de exceso de confianza amparado en la diferencia de goles que llevaba y los leoneses lucharon hasta la extenuación para acortar distancias. El campo de El Ejido registró una gran entrada y se vivió una gran jornada de fútbol. A los 3 minutos se adelanta el Sevilla en el marcador por mediación de Arza, pero un minuto más tarde empata Miche, esto espolea al equipo local y antes del descanso Gallo adelanta a la Cultural. En la segunda mitad empata nuevamente el Sevilla por mediación de Riquelme. En el minuto 72 se adelanta nuevamente la Cultural por mediación de Pueyo y ya no se movería más el marcador.
En el resto de las eliminatorias, el Deportivo necesitó de tres partidos para eliminar al Alavés. El Atlético de Bilbao pese a perder en la catedral por 0-1, pasó al ganar 0-2 en la Condomina al Real Murcia. El Hércules eliminó al Celta, el Valladolid al Atlético de Madrid tras jugarse cuatro partidos, y el Valencia a Las Palmas teniéndose que jugar también tres partidos.
En cuartos de final el Sevilla le toca enfrentarse al Valencia. El 1 de mayo se juega la ida en Nervión y el Sevilla aplasta materialmente al equipo valencianista al derrotarle por 5-1 con dos goles de Arza, otros dos de Doménech y el quinto marcado por Espina, mientras que Vila marcó para el Valencia. Helenio Herrera alineó en este encuentro a Busto, Guillamón, Campanal, Valero, Ramoní, Pepín, Espina, Arza, Araujo, Doménech y Loren.
La vuelta se juega en Mestalla el 8 de mayo, el Sevilla es derrotado por el Valencia por 4-1. El Valencia llegó a poner el marcador en un inquietante 3-0, con goles de Vila dos de ellos y Pasieguito de penalti. Quirro marcó para el Sevilla y se tranquilizó un poco el equipo, a falta de un cuarto de hora vuelve a marcar Vila y vuelven los nervios a partes iguales, el Sevilla encerrado para que no le marquen y el Valencia acorralando la meta de Busto, pero ya no se movería el marcador.
El Barcelona apeó al Deportivo Coruña, el Atlético de Bilbao al Hércules y el Real Madrid al Real Valladolid.
Las semifinales la juegan Sevilla y Real Madrid por un lado y Barcelona-Atlético de Bilbao por otro. El 22 de mayo el Sevilla hace un gran partido en Chamartín y gana por 1-3. Se adelanta el Madrid por mediación de Pérez Payá en el minuto 48. El 1-1 llega en el minuto 53, corner que bota Liz y marca Loren de cabeza. El 1-2, en el minuto 62, en perfecta jugada de Domenech y Arza marca finalmente Araujo. El 1-3 en el minuto 85, tiro de Liz desde larga distancia, el balón hace un extraño en el aire y Alonso no puede evitar el gol. Árbitro Sr. Fombona que pitó un inexistente penalti contra el Sevilla que marró Rial en su lanzamiento. A continuación hubo varios penaltis en ambas áreas, pero como se precipitó en el primero se hizo el ciego en los siguientes. Las formaciones fueron las siguientes: Real Madrid: Alonso, Navarro, Oliva, Lesmes, Manolín, Zárraga, Joseíto, Pérez Payá, Olsen, Rial y Gento. Sevilla FC: Busto, Guillamón, Campanal, Valero, Pepín, Enrique, Liz, Arza, Araujo, Doménech y Loren. El magnifico planteamiento de Helenio Herrera colocando marcadores implacables sobre los hombres claves del Real Madrid dieron resultado. El más importante el realizado por Pepín sobre Rial que inmovilizó a todo el equipo madridista. La vuelta se juega en Nervión el 29 de mayo. El resultado no deja lugar a duda: Sevilla FC 5 Real Madrid 0. Goles: 1-0, min. 14, Entrega fallida del meta Alonso que interceptó Loren, éste pasa a Arza que totalmente desmarcado consigue gol. 2-0, Arza baja a por un balón que juega con Doménech en el centro del campo, a continuación el balón va a los pies de Espina que de fuerte chup desde fuera del área marca. 3-0, Magnifica jugada de Liz que llegó hasta el palo con el balón controlado, pasa atrás a Arza y éste no tiene problemas para marcar. 4-0, Centro de Arza a Loren que salva las entradas de Marquitos y Alonso haciendo el cuarto. 5-0, Corner que bota Liz, rechace en corto de Alonso y Loren aprovecha para marcar el definitivo quinto gol. El Sevilla alineó el mismo equipo con el solo cambio de Espina en lugar de Araujo, jugando éste de exterior y pasando Loren a ser delantero centro. La anécdota del partido la puso Helenio Herrera que fue paseado a hombros por los aficionados.
El 6 de junio se jugó en Chamartín la gran final, perdiendo el Sevilla por 1-0. La final se presentaba con mucha incógnita el clásico Bilbao copero se presentaba por vigésimo cuarta vez, habiendo ganado 18 veces la copa. El Sevilla se presentaba en la final por 4ª vez habiendo ganado las tres anteriores. 125.000 espectadores presenciaron en directo éste encuentro, todo un record en Chamartín. Por delante se jugó la final de juveniles el Sevilla FC cayó derrotado ante la Real Sociedad por 2-0. Fue como una premonición de lo que después sucedería entre profesionales. El Sevilla no jugó un buen partido ante los leones, pero si hizo ocasiones de gol, principalmente al contragolpe. El Atlético de Bilbao se mostró más peligroso y mucho más cuando al poco tiempo de comenzar la segunda mitad se lesionó Quirro y el ataque sevillista se quedó totalmente romo. En el minuto 70, llega el gol de Uribe. En los últimos minutos Loren desperdició una clara ocasión para haber empatado cuando ya estaba batido el meta Carmelo, su remate salió fuera y de inmediato llegó el pitido final que proclamaba al Atlético campeón por décimo octava vez y el Sevilla tenía que conformarse con el subcampeonato por primera vez. A las órdenes del valenciano Arqués los equipos formaron así: Atlético de Bilbao: Carmelo, Orue, Garay, Arteche, Mauri, Maguregui, Azcarate, Marcaida, Arieta, Uribe y Gainza. Por el Sevilla jugaron: Busto, Guillamón, Campanal, Valero, Pepín, Enrique, Liz, Arza, Quirro, Doménech y Loren.
De esta forma brillante se cerró una gran temporada en donde el Sevilla aportó hasta seis jugadores a la Selección Nacional: Busto, Guillamón, Campanal, Enrique, Arza y Doménech; ahí es nada.


 

 

 

 

 

 

 

 

HECHOS DESTACABLES EN LA CIUDAD DE SEVILLA

.- En 1.946 se produce el conflictivo traspaso de Antúnez del Betis al Sevilla. Un directivo del Betis lo ofrece por 25.000 duros, para evitar que el Betis desapareciese por impago de deudas.

.- En 1.946 se decide que dos años después la feria sea trasladada definitivamente a Los Remedios, pero como las cosas de palacio van despacio, tienen que pasar más de 24 años para que eso se convierta en realidad.

.- El Régimen de Franco no es admitido en la ONU y las manifestaciones pro-Franco se suceden por toda España en protesta por la actitud de la Organización de Países que además nos han hecho un boicot internacional.

.- El Cardenal Segura prohíbe toda clase de bailes, excepto los que se realicen en el Real de la Feria.

.- El Sevilla le gana al Barcelona por un rotundo 8-0, y la comidilla dura más de un mes en toda la Ciudad.

.- 1.947, Continúan mandando Franco y el cardenal Segura. Franco en toda España y el Cardenal Segura en toda Sevilla.

.- 1.947, Nueva riada en Sevilla y van... esta vez el agua llega a la Campana, La Catedral y la Magdalena.

.- 1.947, Se produce la gran explosión en Cádiz que a punto estuvo de hacer desaparecer la ciudad.

.- 28 de Agosto de 1.947. Manolete muere en la plaza de toros de Linares cogido por el toro “Islero” de la ganadería de Miura.

.- 1.947, Visita a Sevilla por parte de Eva Perón, que tiene un gran recibimiento.

.- 1.948. Rita Hayworth, o Rita Cansino que es como se llama realmente, envía fotos para todo el que vaya al cine Pathé a ver el estreno de su película Gilda.

.- 1.948. Baja el Real Betis Balompié a Tercera División y estuvo a punto de desaparecer. La F.A.F. para evitarle la vergüenza de verle jugar frente al Calavera, Coria e Iliturgi, lo encuadra en el grupo centro con Cacereño, Segoviana, Plus Ultra y Toledo.

. 1.948. Conmemoramos con más pena que gloria debido a los escasos caudales el 700 Aniversario de la Conquista de la Ciudad.

.- 1.948. Nueva riada motivada porque el Guadalquivir viene rebosando desde Córdoba, y el Guadaíra provoca una nueva inundación al derruirse el muro de contención del matadero.

.- 1.948. Se crea en toda España, el Documento Nacional de Identidad

.- 1.948. Realiza una visita a Sevilla el Dr. Fleming, posiblemente el mejor médico de la historia.