capítulo 17
capítulo 18
capítulo 19
capítulo 20
capítulo 21
capítulo 22
capítulo 23
capítulo 24
capítulo 25
capítulo 26
capítulo 27
capítulo 28
capítulo 29
capítulo 30
capítulo 31
capítulo 32
capítulo 33
capítulo 34
capítulo 35
capítulo 36
capítulo 37

 CAPÍTULO 13. Bodas de Oro (14 de Octubre de 1955)

BRILLANTÍSIMAS BODAS DE ORO DEL SEVILLA CF

El Sevilla tuvo que posponer la celebración deportiva de sus Bodas de Oro, por culpa del calendario que no dejaba espacio para programar un cartel con el lujo que quería montarlo el club bajo la batuta de Ramón Sánchez Pizjuan.
La fecha del 14 de Octubre de 1955 quedó para actos oficiales con visitas de la directiva a las autoridades, así como la celebración de una misa de acción de gracia ante la Virgen de los Reyes a la que asistieron el presidente del Sevilla y el alcalde de Sevilla y expresidente de la entidad, el marqués de Contadero. Al caer dicha fecha en viernes a 48 horas de enfrentarse el Sevilla al Real Murcia los jugadores de la mano de Helenio Herrera asistieron a todos los actos institucionales. Para las fechas de descanso desde entre las jornadas 12ª y 13ª del campeonato liguero que se suspendía tras el domingo 4 de Diciembre y no se volvía a reanudar hasta el día 18 del mismo mes, fueron aprovechadas por el Sevilla para programar el triangular que representaría la máxima celebración futbolística de las Bodas de Oro.
Con anterioridad se jugaron numerosísimas pruebas de otros deportes. Sevilla deportivamente hablando se vistió de galas para festejar la efeméride. Se corrieron regatas en el Guadalquivir, pruebas de salto de trampolín en el propio río a la altura de las instalaciones del Mercantil. Se organizaron pruebas de atletismo algunas celebradas en el estadio universitario de la Macarena y otras realizadas en el propio estadio de Nervión. En está numerosas pruebas participaron numerosos atletas venidos desde todos los rincones de España, la máxima atracción-al menos para los aficionados sevillistas-fue la presencia de un primo de Marcelo Campanal que tuvo una destacada actuación. Otras pruebas fueron una carrera de ciclismo y un marathón que tuvo como lugar de partida y llegada la estatua del Cid que hay delante del rectorado de la Universidad hispalense. Carreras de motociclismo, partidos de tenis, baloncesto, balonmano, fueron también pruebas que se realizaron. Otras celebraciones fueron una becerrada y una fiesta campera.

Por parte de la comisión deportiva de la celebración de las Bodas de Oro que encabezaba Eugenio Montes Cabeza se buscó el jugar un torneo triangular de gran altura, para ello se contrató a dos equipos que habían sido campeones en sus respectivos países: al Norrkoping sueco y al Stade Reims campeón de Francia. Los partidos se programaron para los días: 6, 7 y 8 de diciembre.
Los aficionados preveían que allí se vería fútbol del bueno porque aparte del equipazo que tenía el equipo anfitrión en el campeón francés venía jugando uno de los mejores jugadores del mundo como era Raimond Kopa. Ello se justificó porque los tres encuentros disputados lo fueron con llenazo hasta la bandera, tal como se decía en esos tiempos.
El martes 6, se juega el choque Sevilla CF-Norrkkoping que consiguió ganar el Sevilla por 2-1. El partido comenzó en lo referente al marcador mal para el Sevilla, ya que en el segundo minuto de juego Kallgren adelanta al equipo sueco. Las cosas empeorarían aún más ya que el portero Manolín que contaba con la titularidad para éste encuentro resultó lesionado y tuvo que ser sustituido por el tercer portero Vera. Nadie se explicaba el porque aquel partido no lo jugaba el guardameta titular Busto, más tarde se supo que Helenio Herrera había castigado al meta vasco por haberse “quitado” voluntariamente de un partido amistoso para que jugara Manolín. Helenio Herrera se la tenía guardada y “golpeó” a Busto en lo que más le dolía, que no era otra cosa que enfundarse la camiseta de su club en los importantes partido de la celebración de las Bodas de Oro. Al descanso se llega con el resultado adverso y algunos gritos contra el banquillo local por el tema del cambio del meta. En el minuto 9 de la segunda mitad en una jugada muy bien llevada por la línea de medios del Sevilla termina con el gol del empate materializado por Juanito Arza. Tres minutos más tarde es Quirro el que logra el gol de la victoria.
El Sevilla alinea a: Manolín (Vera) Romero (Guillamón) Campanal, Valero, Ramoní, Enrique (Pepín) Espina, Arza, Araujo (Quirro) Doménech (Pepillo) y Pahuet.
IK Norrkoping: Ekengren, Gustavsson, Axhom, Hokasson, Johansson, Nimán (Stig) Lind, Sandin, Kallgren, Jonsson y Holmovit (Ericksson)
El miércoles 7, se juega el partido entre los dos equipos extranjeros que gana el Stade de Reims por 1-0 con gol de Bliard y arbitraje de Ruiz Casasola.
El jueves 8, se juega la gran final a la que llegaban ambos contendientes con los mismos puntos un partido ganado por cada equipo. Si en los partidos anteriores el lleno es total en éste no cabe ni la cabeza de un alfiler, hay gentes hasta en los árboles que rodean al campo. El partido resulta de gran belleza y el Sevilla hace uno de los mejores partidos de la época consiguiendo un resultado que no deja ningún lugar a duda. El 5-1 que refleja el marcador de Nervión dice claramente quien se llevaría la hermosa copa a sus vitrinas.
El 1-0, llega en el min. 5, Pepillo pasa un balón a Arza que bombea sobre el meta francés, Quirro muy oportuno mete el pie lo suficiente para desviar el balón al fondo de la red. 2-0, min. 9, Pahuet se interna por el centro y cuando llega a la frontal del área le pega un chutazo al balón que hace inútil la estirada del meta francés. 3-0, min. 20. La defensa gala rechaza un balón que abrocha Quirro para marcar, el segundo de su cuenta particular y tercero del encuentro. 3-1, falta que bota Kopa y remate sin oposición de Templin. 4 – 1, min. 44 golpe indirecto que saca Ramoní sobre Pepillo, éste envía a Arza que de fuerte tiro marca el cuarto. 5-1, min. 70, jugada sensacional de Juan Arza pase a Araujo y éste a Pepillo que con extraordinaria facilidad marca el quinto.
Alineaciones:
Sevilla CF: Vera, Guillamón, Campanal, Valero, Ramoní, Pepín (Enrique), Espina (Liz I), Arza, Quirro (Araujo), Pepillo y Pahuet.
Stade de Reims: Sinibaldi, Zimmy, Jonquet, Girdaud (Siatke) Penverne, Cicci, Hidalgo, Templin, Kopa, Bilard y Goutte.
Este partido lo arbitró José Cabrera. Actuaron de capitanes Arza y Jonquet El Sevilla consiguió para sus vitrinas la preciosa Copa que se construyó para festejar las Bodas de Oro y que donó la Federación Andaluza de Fútbol. El presidente de la regional se la entregó al capitán Juan Arza al terminar el partido. Pepillo dio la vuelta al campo portando la hermosa copa a hombros de los espectadores.

De ésta forma el club pone colofón a unas magnificas celebraciones para festejar el cumplimiento de sus cincuenta primeros años, desde su fundación oficial.


OTRA BUENA TEMPORADA, SE GANA EL 1º CARRANZA.

Si la temporada anterior fue buena para el Sevilla tanto en liga (4º puesto) como en copa (finalista) la actual iba a ser también de mucha calidad en liga, aunque se bajó el listón en copa.
Helenio Herrera seguía imponiendo sus sistemas, sus peculiaridades y sus “escándalos deportivos” el mago se había ganado a toda la prensa andaluza y esto fue en beneficio del equipo que era seguido por una legión de admiradores. Las declaraciones del mago allá por donde iba animaba el cotarro hasta límites insospechados. Unos le admiraban y otros le odiaban, pero a nadie dejaba indiferente.
Tras la final de la copa de España en donde el Sevilla hizo un magnifico papel, aunque tuvo que conformarse con el subcampeonato, se organiza el primer trofeo Carranza. Éste prestigioso trofeo nace en la mente del presidente del Sevilla Ramón Sánchez Pizjuan que veraneaba en Cádiz, Sánchez Pizjuan tiene de vicepresidente a Ramón de Carranza, hermano del alcalde de Cádiz, José León de Carranza. Al edil gaditano no le gusta el fútbol, pero a su hermano sí, y Sánchez Pizjuan ánima a su directivo para que le proponga al alcalde la creación del trofeo coincidiendo con el nuevo estadio que se está construyendo en la “tacita de plata”. El acuerdo es total con la directiva del Cádiz por cuanto éstos serían los más beneficiados, ya que se quedarían con todos los beneficios que deparara ese primer trofeo y los siguientes. El acuerdo pasa porque el Sevilla juegue éste trofeo desinteresadamente, apelando a la amistad reinante entre sevillanos y gaditanos que llenan cada verano las hermosas playas gaditanas. Dicho y hecho. Una semana después de inaugurarse el estadio Ramón de Carranza que toma su nombre del padre del vicepresidente sevillista y del alcalde de Cádiz, se organiza el primer trofeo que gana meritoriamente el Sevilla al imponerse Atlético de Portugal por 3-1.
A esas alturas ya se había compuesto la plantilla que conseguiría para el Sevilla nuevamente el cuarto puesto en la liga.
Las altas no son de mucho relumbrón: Espina procedente del Rácing de Santander, Pahuet que era alicantino, pero que militaba en el Málaga al igual que Vera, un guardameta que apenas si jugaría en el Sevilla y se completaba el equipo con la incorporación de Antonio Liz procedente del Coria CF.
En el orden de bajas, también son escasas y además de jugadores que escasamente habían logrado continuidad en el equipo titular: Álvarez, Ayala y Varela se incorporan al Cádiz. Manolín regresa al Real Jaén y Guillamón II, deja el fútbol activo.
La plantilla queda compuesta por los guardametas: Busto y Vera. Los defensas: Campanal, Fernando Guillamón, Maraver, Herrera II, Romero y Valero, los centrocampistas: Enrique, Pepín (fallecido la pasada semana), Ramoní, Riquelme y Antonio Liz y los delanteros: Araujo, Arza, Doménech, Espina, Loren, Pahuet, Pepillo y Quirro.
El comienzo del Sevilla en liga es bastante desafortunado al salir goleado de la catedral por 6-1, ante el Atlético de Bilbao que a la postre sería el campeón de liga. En ese desafortunado día juegan por el Sevilla: Busto, Guillamón, Campanal, Valero, Ramoní, Riquelme, Liz I, Arza, Loren, Doménech y Pahuet. El delantero Loren sería el autor del único gol del Sevilla. En el Atlético de Bilbao jugaban esa temporada, una delantera que se hizo famosa por su facilidad goleadora: Arteche, Marcaida, Arieta, Uribe y Gainza, estos eran los delanteros, pero es que el resto del equipo no era menos bueno. Carmelo era el portero, Orue, Garay, Mauri y Maguregui. Todo un equipazo que prácticamente se paseó durante toda la temporada. En la segunda jornada el Sevilla se desquita en Nervión ante el Español al derrotarle por 4-0 con goles de Guillamón, Arza, Riquelme y Pahuet. Helenio Herrera mantuvo el mismo equipo. En el estadio de El Ejido de León el Sevilla gana también por 0-4, con tres goles de Pepillo y uno de Arza, y en la siguiente jornada nueva victoria en Nervión en esta ocasión ante la Real Sociedad por 2-0. Tras esa jornada el Sevilla ocupa por primera y única vez la plaza tercera de la general. Traspiés en el Metropolitano con derrota 4-1 ante el Atlético de Madrid, recuperación inmediata ante el Murcia en Nervión. La trayectoria sevillista continua en una tónica muy regular, con victorias caseras ante Hércules, Alavés, Las Palmas, Real Madrid y Celta al que se golea por 7-0. Con derrotas foráneas en Riazor, las Corts, Zorrilla y Mestalla. Al ecuador del campeonato llega el Sevilla ocupando la cuarta plaza. En la segunda vuelta el campeón Bilbao ganaría también en Nervión, eran los primeros puntos que volaban de Nervión. A esas alturas el Atlético de Bilbao arrollaba a todos los rivales tanto en la catedral como fuera de ella, por ello tomo la cabeza de la clasificación y ya no la soltó en todo el torneo. Las siguientes jornadas son positivas para el Sevilla, pero si bien es cierto que se mantenían las victorias en Nervión fuera de él, lo máximo que se conseguían eran escuálidos empates que apenas sumaban para mejorar en la clasificación. Los partidos más sobresalientes de la segunda vuelta fueron las goleadas 4-0, ante el Atlético de Madrid, 5-0, ante el Deportivo, 1-4 ante el Hércules de Alicante, 4-1 ante el Valladolid y 2-3 en el Insular de Canarias.

El partido más destacado de la segunda mitad del campeonato fue el jugado en Chamartín el 8 de abril de 1956 correspondiente a la jornada 28ª del campeonato, esa tarde los pupilos de Helenio Herrera hicieron un partido de escándalo y derrotaron a todo un Real Madrid por 3-4. Pepillo marcó dos goles y Guillamón los otros dos. Pérez Payá, Di Stefano y Joseíto marcaron los goles del Real Madrid. En el Sevilla jugaron: Busto, Maraver, Campanal, Romero, Ramoní, Enrique, Liz, Guillamón, Pepillo, Doménech y Pahuet. Fue uno de esos partidos que quedan en la retina de quienes tienen la fortuna de verlos. El Sevilla siempre fue por delante en el marcador con los parciales 0-2, 1-3 y 2-4, además de sufrir la anulación de un gol legal marcado por Guillamón, un penalti no pitado de Marquitos a Doménech y dos balones que el defensor Lesmes sacó de debajo de los palos. La mala fortuna en ocasiones y el pésimo arbitraje del colegiado Rivero evitaron el ridículo del Real Madrid que podía haber encajado seis o siete goles.
Al finalizar el encuentro el jugador Marquito, dijo a la prensa que el Sevilla había sido el mejor equipo que había pasado por allí en los últimos años.
Siete día más tarde con Nervión rebosando de público el Sevilla ganó por un contundente 4-0 a otro grande el Valencia de Mestres, Quincoces, Sócrates, Sendra y Seguí. Helenio Herrera que cambiaba continuamente de posición al fenomenal Fernando Guillamón obtenía de éste espectacular jugador un rendimiento francamente extraordinario, le hizo jugar de defensa derecho e izquierdo de interior derecho e izquierdo y hasta de delantero centro, la polivalencia del sevillano le convirtió en uno de los mejores jugadores de la historia del Sevilla.
En la copa no se corrió igual fortuna, el Sevilla solo jugó frente al RCD Español que al ganar en Sarriá por 3-2, en Nervión puso una defensa numantina y no pudo pasarse del 0-0, por lo cual la eliminación fue rápida.

 

 

 

 

 

 

 

 

HECHOS DESTACABLES EN LA CIUDAD DE SEVILLA

.- En 1.946 se produce el conflictivo traspaso de Antúnez del Betis al Sevilla. Un directivo del Betis lo ofrece por 25.000 duros, para evitar que el Betis desapareciese por impago de deudas.

.- En 1.946 se decide que dos años después la feria sea trasladada definitivamente a Los Remedios, pero como las cosas de palacio van despacio, tienen que pasar más de 24 años para que eso se convierta en realidad.

.- El Régimen de Franco no es admitido en la ONU y las manifestaciones pro-Franco se suceden por toda España en protesta por la actitud de la Organización de Países que además nos han hecho un boicot internacional.

.- El Cardenal Segura prohíbe toda clase de bailes, excepto los que se realicen en el Real de la Feria.

.- El Sevilla le gana al Barcelona por un rotundo 8-0, y la comidilla dura más de un mes en toda la Ciudad.

.- 1.947, Continúan mandando Franco y el cardenal Segura. Franco en toda España y el Cardenal Segura en toda Sevilla.

.- 1.947, Nueva riada en Sevilla y van... esta vez el agua llega a la Campana, La Catedral y la Magdalena.

.- 1.947, Se produce la gran explosión en Cádiz que a punto estuvo de hacer desaparecer la ciudad.

.- 28 de Agosto de 1.947. Manolete muere en la plaza de toros de Linares cogido por el toro “Islero” de la ganadería de Miura.

.- 1.947, Visita a Sevilla por parte de Eva Perón, que tiene un gran recibimiento.

.- 1.948. Rita Hayworth, o Rita Cansino que es como se llama realmente, envía fotos para todo el que vaya al cine Pathé a ver el estreno de su película Gilda.

.- 1.948. Baja el Real Betis Balompié a Tercera División y estuvo a punto de desaparecer. La F.A.F. para evitarle la vergüenza de verle jugar frente al Calavera, Coria e Iliturgi, lo encuadra en el grupo centro con Cacereño, Segoviana, Plus Ultra y Toledo.

. 1.948. Conmemoramos con más pena que gloria debido a los escasos caudales el 700 Aniversario de la Conquista de la Ciudad.

.- 1.948. Nueva riada motivada porque el Guadalquivir viene rebosando desde Córdoba, y el Guadaíra provoca una nueva inundación al derruirse el muro de contención del matadero.

.- 1.948. Se crea en toda España, el Documento Nacional de Identidad

.- 1.948. Realiza una visita a Sevilla el Dr. Fleming, posiblemente el mejor médico de la historia.