CHAMPIONS LEAGUE. (8º de Final. Partido de Ida)

CSKA DE MOSCÚ 1 - SEVILLA FC 1-
Moscú, miercoles, 24 de Febrero de 2010. 18.30 hora española. Canal Sur. Estadio Luzhniki. 35.000 espectadores. 500 llegados de España.

ALINEACIONES:

CSKA DE MOSCÚ: Ankinfeev, A. Berezutski, Ignashevich, V. Berezutski, Schennikov, Semberas, Aldonín, Krasic, Honda (Mamaev, 83), Mark González y Necid.
SEVILLA FC:
Palop, Stankevicius, Fazio, Escudé, Fernando Navarro, Jesús Navas, Zokora, Renato (Acosta, 88), Romaric, Adriano (Diego Perotti, 58) y Negredo (Kanouté, 76)

ÁRBITRO: Félix Brych (Alemania). Amarillas para Aldonin, Honda y Mark González.

GOLES:

0-1, minuto 25:Incursión de Jesús Navas por la derecha y centro duro y rasero al punto de penalti, salen dos defensas y el portero al corte y ninguno llega, el balón al pie derecho de Negredo que por bajo masrca.
1-1, minuto 65: Mark González en un tiro muy fuerte desde más de 30 metros que coge a Palop descolocado y en el lado contrario a donde entra el balón.

Titulares de prensa:
MUCHODEPORTE:" SABE A POCO"
MARCA: Negredo encuentra el oro de Moscú
DIARIO DE SEVILLA: CSKA-Sevilla (1-1) Empate con goles, un paso al frente.
ABC: Empate con sabor a victoria para el Sevilla en Moscú.
ESTADIO DEPORTIVO: 1-1, Eliminatoria encarrilada en el frío moscovita.
AS: Tratado de pesca en el hielo.
EL DESMARQUE: Regusto amargo para el Sevilla (1-1)
CORREO DE ANDALUCÍA: El Sevilla deberá resolver el pase en el Pizjuan (1-1)

INCIDENCIAS:(Crónica completa de la página Web del Sevilla FC)

CSKA Moscú 1-1 Sevilla FC
BUEN RESULTADO, PERO PUDO SER MEJOR

El Sevilla hizo una buena primera parte y se puso por delante, por medio de Negredo, tras asistencia de Navas. En el segundo tiempo el choque estaba controlado, pero un sorprendente disparo de Mark González empató la eliminatoria

El Sevilla se va con sensación agridulce de Moscú. El frío no le congeló, pero por momentos sí heló su sangre. Después de una buena primera parte, en la que el equipo se puso por delante en el marcador, los de Jiménez, teniendo siempre el choque aparentemente controlado, sin terminar de matarlo, se vieron sorprendidos por un disparo lejano de Mark González, que puso las tablas en el marcador y equilibró un encuentro, en el que los hispalenses se pudieron haber llevado un mayor botón, pese a que, cierto es que a cinco del final Palop sacó de forma providencial un disparo de Necid, cuando el checo lo tenía todo a favor.

El primer tiempo fue nervionense. El equipo, que salió con tres mediocentros, haciendo Renato de enganche con Negredo arriba, dejó patente su superioridad técnica. La presión rusa, que tampoco era asfixiante, fue superada con claridad. El equipo jugaba por sus costados, tocaba bien, con Renato viendo el fútbol con habilidad e imprimía velocidad cuando era necesario con cambios de juegos muy buenos. Navas estaba muy vigilado, pero se hacía ver y a la primera que consiguió desbordar a sus marcadores, mandó un balón repleto de veneno, que se paseó por un mar de piernas rusas y machacó a la red Negredo a placer.

El 0-1 hacía justicia a lo que se veía, porque el Sevilla estaba llevando el peso del choque, manejando los tiempos del encuentro con cierta comodidad, ante un CSKA que sólo inquietaba disparando desde fuera y cuya máxima estrella, Milos Krasic, apenas apareció hasta pasado el primer cuarto de hora.

Con semejante guión para el segundo tiempo no cabía más sino el optimismo. Los rusos mostraban una complacencia extraña de explicar, como si la historia no fuera con ellos, sin lanzarse al ataque, muy temerosos de las contras andaluzas. Pero el Sevilla se dejó llevar y no dio el paso definitivo hacia delante que quizás requería la situación. En esa tesitura, a veinte del final, llegó el mazazo de Mark González, con un extraño zurdazo que superó a Palop.

El empate sentó mal al Sevilla. El CSKA, sin vaciarse en excesos, entendió que era el momento de achuchar, mientras que los hispalenses perdieron la presencia en el centro del campo. El cambio de Kanouté se antojaba evidente, porque una referencia arriba para jugar por alto se antojaba un buen camino para sacudirse del ímpetu de los locales. El malí salió a quince del final y el equipo mejoró levemente, pero el choque ya estaba muy difícil y ambos equipos parecían conformarse con la igualada. Aún así Palop tuvo que emplearse al máximo cuando Necid le fusiló solo dentro del área, mostrándose providencial el valenciano con los pies. Navas por su banda era la única esperanza visitante, pero el empate parecía estar escrito desde mucho antes del final, por la actitud de ambos equipos, ambos muy cansados, uno por la falta de rodaje y otro por la falta de aclimatación al terreno de juego artificial..

Sin duda, un 1-1 es un magnífico resultado, que muchos hubieran firmado antes del choque. Sin embargo, el Sevilla tuvo la victoria en sus manos y sólo un disparo imposible, el primero de los rusos en el choque, frenó lo que podría haber sido un paso importantísimo para pasar a cuartos. El choque estuvo a merced y faltó apuntillar. Aún así, la eliminatoria se pone de cara en Nervión. El Sánchez Pizjuán decide y allí hay que machacar.

 






 

       
       
       
       
       
       
       
       
       
       

VOLVER A COMPETICIONES CONTINENTALES