Campo de la Trinidad

Su origen data de 1.900.

Estaba situado en el barrio de la Santisima Trinidad, en la Avda. Miraflores junto a la antigua fábrica de vidrios de la Trinidad, Al parecer era un descampado perteneciente a la mencionada fábrica, de deformes proporciones, y que se arreglaba generalmente los fines de semana con la ayuda de varios chiquillos, que retiraban las piedras para evitar daño en caso de que los jugadores se cayesen. Las porterías eran tan de "quita y pon" que se formaban con bultos de las ropas de las que se desprendían los jugadores para ejercer la práctica del fútbol. Con el paso de los meses los poste de las portería fueron de madera en bruto, no existián larguero y este era sustituido por una guita o cuerda con lo cual las porterías se podían alterar a gusto de los jugadores principalmente en lo referente a la altura, el ancho era más complicado ya que había que abrir nuevos agujeros en la tierra.
Este terreno de juego tuvo muchas connotaciones con la fábrica de vidrios cuyo propietario era D. Luís Rodríguez Casso. Aparte de ser un terreno de propiedad de la fábrica, el encargado de la misma cuñado del propietario, Rafael Giménez de Aragón formaría posteriormente parte del grupo de personas que legalizaron el Sevilla FC el 14 de octubre de 1905.
Cuando terminaban los partidos el portero de la fábrica Manuel Fueyo Arcos se encargaba de retirar los palos de las porterías y demás enseres y los guardaba en un cuarto que había en la misma fábrica.

Fue famoso por ser la cuna y el paritorio del Sevilla Fútbol Club.

1ª foto: La fábrica de vidrios de la Trinidad
2ª y 3ª fotos: edificios actuales más cercanos.

VOLVER A TERRENOS DE JUEGO