Estadio Reina Victoria

Se inaugura el 21 de Octubre de 1918.

Se construye gracias a la petición del presidente Paco Alba a la Marquesa de Esquivel, Dna. María del Pilar de Carvajal Hurtado de Mendoza de arrendar parte de unos terrenos que tenía la marquesa en la finca Casablanca situada al pié del paseo de la Palmera, gracias a la colaboración de Manuel de Medina y Carvajal, hijo de esta señora y que logró el título de marqués de Esquivel el 12 de abril de 1916. Este era un gran aficionado al fútbol y muy sevillista, logrando convencer a su madre para que el alquiler no resultara muy gravoso, fijandose la cantidad anual de 2.000 pesetas. El club pone a la venta 100 obligaciones al precio cada una de 100 pesetas para devolver en 5 años. Los coste de la construcción del campo fueron los siguientes:
1350 pesetas el vallado y firme del terreno de juego obra realizada por D. Manuel Domínguez.
Se acepta la propuesta del carpintero D. José Grosso Barba que circunda el campo con bancos de madera, así como construye una pequeña tribuna de 10 metros de longitud y cuatro gradas para colocar sillas, el precio es de 6 pesetas y 75 céntimos por metro.
Se acepta construir una caseta por valor de 3.000 pesetas presentada por el arquitecto D. Pablo Gutiérrez. Esta caseta que pueden ver en la foto central, sirvió también como caseta para el guarda del campo en un primer momento por Eduardo Santizo padre del jugador del mismo nombre y posteriormente Manolo Pérez el patriarca de la saga de los Pérez, Manolito que fue masajista del Sevilla y su hijo Domingo que sigue en las labores médicas del club. Se nombra jefe del campo a D. Eduardo Rodríguez Blanco.

Estaba dotado de todos los elementos necesarios para la buena práctica del fútbol. Contaba con gradas en los cuatro lados del recinto, y estaba totalmente cerrado. El único inconveniente era que para tomar un refrigerio en los descanso de los partidos había que ir a más de 300 metros a un quiosco-venta que había al otro lado del Paseo de la Palmera.

La inauguración se realizó con el enfrentamiento entre el Sevilla FC y el Unión Sporting Club de Madrid.

La primera temporada se establece esta lista de precios para el público:

Tribuna:
1ª fila 10 pesetas
2ª fila 9 pesetas
3ª fila 8 pesetas
Fila de bancos a 5 pesetas.

La couta de socios pasa de 2 a 3 pesetas mensuales.

Fue famoso porque en él demostró el Sevilla su supremacía en el fútbol andaluz, alcanzando hasta 11 Campeonatos de Andalucía.
En este estadio se juega el primer partido de la Selección Española en Andalucía, celebrado el 16 de Diciembre de 1923, ante Portugal, ganando España por 3-0 (los 3 goles de Zabala). También se produce el debut internacional de los dos primeros jugadores del Sevilla; Spencer y Herminio.